Go Back
Pan de cerveza de Jamie Oliver

Pan de cerveza de Jamie Oliver #FoodRevolutionDay

Paula Montenegro
Raciones 12 panes individuales

Ingredientes
  

  • 20 g levadura seca o 30g levadura fresca
  • 30 g 2 Cdas azúcar o miel
  • 625 ml cerveza apenas tibia yo usé Stella Artois
  • 500 g harina 000
  • 500 g semolín de trigo o semolina
  • 30 g sal

Elaboración paso a paso
 

  • Si la levadura es seca e instantánea se agrega directamente con la harina. Si es fresca o seca y activa (no es lo mismo que instantánea), hay que ponerla en un bowl chico con una taza de líquido (que se descuenta del total) y el azúcar o miel. Dejar unos minutos hasta que espume y usar en la receta.En un bowl grande poner harina, semolín y sal. Mezclar con las manos un poco y hacer un hueco en el centro. Agregar la levadura y el resto del agua. Con una cuchara de madera o con las manos, ir mezclando los ingredientes del centro mientras que se va agregando la harina de los costados. Cuando empieza a unirse, volcar todo sobre una mesada limpia.
  • Tener a mano harina extra y cerveza o agua.
  • Ir juntando el bollo con las manos. Si está muy seco todavía, ir agregando más líquido de a cucharadas hasta que todo se una y quede tosco pero en un bollo.Amasar durante 5 minutos por lo menos, hasta que la masa esté elástica y lisa. Para lograr esto usar la palma de la mano para estirar la masa hacia arriba, mientras se sostiene la parte inferior del bollo con la otra mano. Ir girando la masa y repetir el movimiento.
  • Una vez que el bollo quedó firme pero maleable, ponerlo dentro de un bowl limpio, cubrir con papel film y dejar leudar en lugar templado hasta que duplique su volumen, una hora más o menos.
  • Volcar otra vez la masa sobre la mesada limpia, aplastar con la palma de la mano para desgasificar y dividir en 12 porciones iguales. Lo más fácil es pesarla y calcular cuánto tiene que tener cada bollo, o hacer como yo que lo hago a ojo y alguna queda un poquito más grande que otro.
  • Tener listas dos moldes redondos con harina de maíz o avena en el fondo.
  • Tomar cada porción de masa, aplastala y vover a unirla hacia el centro, presionando para que se una bien y se cierre. Darla vuelta y, cubriéndola con toda la mano, hacer movimientos circulares para lograr que tome forma redonda. Repetir con todos los pedazos de masa.
  • Ir acomodándolos en los moldes, 1 en el medio y 5 alrededor.
  • Espolvorear apenas por arriba con harina, tapar con un repasador limpio y dejar leudar hasta que casi dupliquen su volumen, más o menos 1 hora. Si tienen lugar a los costados van a expandirse más que subir, pero igual están listos para hornear.
  • Unos 20 minutos antes, prender el horno en 220ºC. Si tienen un rociador de agua ténganlo a mano, sino no importa. Yo uso uno que compré en el vivero, con tapa a rosca (como el de los artículos de limpieza).
  • Abrir la puerta del horno, rociar con agua unas cuatro o cinco veces y enseguida poner los moldes adentro. Cerrar rápido la puerta para que no se vaya el vapor. A los 5 minutos, rociar dos o tres veces otra vez, abriendo la puerta del horno lo menos posible.
  • Hornear unos 20 a 25 minutos, hasta que la corteza está dorada, seca y suene hueca cuando la tocan con los nudillos de la mano.
  • Desmoldar sobre una rejilla de metal y dejar enfriar.
  • Se pueden congelar bien envueltos.